Castellano   Inici Contacte  

Divendres, 28 març 2014

Desde un tiempo a esta parte parecía que las nuevas redes sociales (Twitter, Facebook, Tuenti, Pinterest ...) iban a desplazar una de las formas más "primitivas" de publicación en línea: el blog. Pero visto el panorama virtual, a los llamados bloggers les queda aún mucha cuerda: tienen mucho que decir y mucha gente dispuesta a leerlos habitualmente. Resulta, además, que nuestros graduados tienen una presencia muy significativa en la blogosfera. Y como muestra, un botón.


Tras licenciarse en Periodismo, Esther del Campo quiso profundizar un poco más en este ámbito y decidió seguir estudiando el máster en Estudios Avanzados en Comunicación Social. "El máster me ha dado claves y herramientas para poder investigar y buscar respuestas a todo", explica Esther y recuerda "el entusiasmo tanto del profesorado como de los alumnos de mi promoción del máster, que se contagia".

"En la antigüedad las piedras de chispa se utilizaban para encender el fuego. Si frotas dos, salen chispas -cuenta Esther-. La intención de mi blog, desde siempre, es encender las ganas de decir la suya al lector". En su blog, que inició en 2006, esta tarraconense hace volar su "inquietud por contar historias". "El blog es el medio perfecto para explicarlas con total libertad, no tienes límite de espacio ni ningún jefe de redacción que te tumbe el tema" y explica que, además, el blog ha sido su "conejillo de indias" con el que ha aprendido "a escribir, a programar HTML y, claro, a recibir críticas constructivas".

No sólo ha recibido críticas positivas, además Pedrafoguera ha sido galardonado con el Premio Netreporter 2009, de La Malla, al mejor blog en catalán, y también recibió el accésit Cristina Requena y Giró de Periodismo, de la Fundació Ciutat de Valls, hace escasamente un año (2011). De la relación entre la blogosfera y el periodismo, Esther opina que los periodistas "deberían aprovecharse de los blogs, identificar bloggers expertos en los temas con los que trabajan y contactar con los autores como fuente de información", pero añade que los blogs han hecho que sea "tan fácil publicar" que la sociedad cree que "cualquiera puede ser periodista, con una cámara de fotos y un ordenador. La profesión periodística debe impulsarse y reivindicar su papel como profesionales en contrastar hechos relevantes y comunicarlos ahora que estamos infoxicados con este alud de información".

Andrea Gómez se graduó en Economía en el año 2008, pero actualmente estudia Periodismo. Es así como ha conocido a su compañera de clase y de blog, Anna Pacheco: juntas decidieron dar visibilidad a toda esa generación "sí-sí" de jóvenes extraordinarios que nos rodean. "Todo el mundo habla de nosotros, los jóvenes, como la generación perdida; pero nosotras no hacemos más que oír historias de gente de nuestro entorno, creativa, emprendedora, hiperformada que no para de hacer cosas". Andrea y Anna denuncian, además, que esta realidad "no sale en los medios convencionales".

Pero, ¿quiénes son los jóvenes sobresalientes? Según las autoras, "son jóvenes que crean, que han decidido hacer de su hobby su oficio, que se niegan a quedarse parados y que, ante la imposibilidad de encontrar trabajo, han decidido crearlo".

Estas jóvenes bloggers también están convencidas del potencial de los blogs. "Son una ventana al mundo que te permite decir muchas cosas y llegar a mucha gente"; además, también consideran que los blogs son "totalmente compatibles" con el periodismo, aunque afirman que "quizás los blogs tienen más carácter, más personalidad o identidad".

Un buen blogger, para ellas, debe ser una persona multifuncional: "Debe saber algo de HTML, de diseño gráfico; debe entender sobre marketing; debe tener gracia haciendo fotografías más allá del modo automático; tiene que saber pelear con el editor de vídeo... y tener paciencia, mucha paciencia", aseguran. Ahora ya no es suficiente con eso de "es que en mi casa dicen que escribo muy bien". Según ellas, todo se resume en "lanzarse a la piscina y probar".